AL MINUTO

Ligero repunte de las cifras de coronavirus en España: 54 fallecidos y 446 nuevos casos

A partir del próximo lunes todo el país se encontrarán ya al menos en la fase uno, después del avance de Madrid y Barcelona.
Personas mayores con máscaras faciales paseando por las calles de Madrid. 22 de mayo de 2020.
Susana Vera / Reuters
Este viernes España ha registrado 54 fallecidos y 446 nuevos positivos por coronavirus. Se trata de un ligero repunte en los datos que ofrece diariamente el Ministerio de Sanidad. Así, se han producido seis muertes más que en la jornada anterior.
En el caso de los contagios es más difícil la comparación, debido a que este jueves, cuando se reportaron 344 nuevos contagios en todo el país, Cataluña no aportó datos al constatar un problema con su validación, mientras que hoy ha notificado 150 nuevos positivos.
Hasta ocho regiones han comunicado siete o menos casos en esta última jornada: Asturias, Canarias, Cantabria, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra y La Rioja.
La Comunidad de Madrid (76) y Castilla La Mancha (19) acumulan el 77 % de las nuevas hospitalizaciones, mientras que la primera también registra la mitad de los nuevos ingresos en unidades de cuidados intensivos de todo el país, 10.
En total, desde el inicio de la propagación del nuevo coronavirus, España ha notificado 234.824 casos confirmados por PCR, 28.628 fallecimientos por covid-19 y 150.376 pacientes que han superado la enfermedad.
Toda España en fase 1 o 2
Este viernes se ha conocido que a partir del próximo lunes, 25 de mayo, todo el país se encontrará al menos en la fase 1 de la desescalada. La Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y una gran parte de Castilla y León, que aún permanecían en la fase 0 o de preparación, darán el paso al siguiente nivel de alivio de las restricciones impuestas para luchar contra la epidemia de coronavirus.
Por su parte, hasta nueve Comunidades Autónomas (además de las ciudades de Ceuta y Melilla) avanzan íntegramente a la segunda fase, mientras que otras cinco lo hacen de forma parcial. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comunicado que además se flexibilizarán las medidas en los municipios de menos de 10.000 habitantes, que son alrededor del 90 % del total y aglutinan a una población cercana a los 10 millones. Así, en estas localidades se elimina las franjas horarias para las distintas edades para salir a pasear o a realizar ejercicio.
Marejada política en medio de la desescalada
Mientras las cifras relativas a la pandemia mejoran semana tras semana, el ambiente político está cada vez más enrarecido. Este miércoles el gobierno de Pedro Sánchez consiguió que el Pleno del Congreso de los Diputados avalase su solicitud de extender el estado de alarma hasta el próximo 7 de junio, pero las negociaciones para conseguirlo están dejando polémicas que especulan con diferencias en el seno del Ejecutivo bicolor.
España avanza en su desescalada hacia la «nueva normalidad»: Madrid y Barcelona ya están en fase 1
El Gobierno de Sánchez llegó a un acuerdo con la fuerza independentista vasca EH Bildu rubricada con la firma de los representantes de los grupos socialista, de Unidas Podemos y de la formación vasca. Se acordó la derogación de la reforma laboral aprobada por el Ejecutivo conservador de Mariano Rajoy durante la pasada crisis económica que logró reducir los salarios de la masa laboral del país y debilitar la capacidad de negociación de los trabajadores. A cambio, EH Bildu se comprometía a no votar contra la prórroga del estado de alarma y facilitarla con la abstención de sus cinco diputados.
Este acuerdo ha levantado ampollas. En primer lugar, el apoyo del partido vasco no era necesario para que Sánchez pasara el trámite parlamentario y se hizo público tras la votación del Pleno, con la finalidad de que fuerzas como Ciudadanos no cambiaran su posición tras conocerlo. Además, al parecer la negociación y su visto bueno se realizó sin el conocimiento de una parte del Consejo de Ministros, de manera que titulares de carteras tanto del Partido Socialista como de Unidas Podemos no habría estado al tanto de este pacto, entre los que se incluyen la ministra de Economía, Nadia Calviño, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.
También pilló por sopresa a sindicatos y empresarios. Así, los primeros han manifestado que no se puede llegar a alianzas de este calado sin su concurso; mientras que los segundos, según ha comunicado el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, se retiran de la mesa de diálogo social tras calificar de «auténtico dislate» y de «irresponsabilidad mayúscula» el pacto alcanzado con EH Bildu.RT