INTERNACIONAL

Rusia trata de frustrar contraofensiva en Jersón mientras lucha en Donetsk

By julio 27, 2022No Comments
Rusia Ucrania invasión rusa Jersón

Rusia continuó este miércoles los intentos de blindar los territorios ocupados en el sur de Ucrania ante los persistentes intentos de Kiev de recuperarlos por la fuerza, a la vez que prosiguió sus ataques en dirección a Bajmut, bastión clave para el control sobre la parte de la región de Donetsk que sigue en manos ucranianas.

Están trasladando una gran cantidad de tropas en dirección a Jersón“, dijo el asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestovych, acerca de los intentos rusos de impedir la contraofensiva ucraniana en el sur.

También el asesor de administración de la región de Jersón, Serhiy Khlan, confirmó el repentino aumento de la presencia de soldados rusos en la región, que está controlada prácticamente en su totalidad por el enemigo desde comienzos de marzo.

Simultáneamente, el Ejército ruso mantiene la presión en Donetsk, el principal objetivo de la ofensiva de Moscú tras clamar a comienzos de julio victoria en la vecina Lugansk, donde no obstante se mantienen pequeños focos de resistencia.

Las fuerzas rusas lograron pequeños réditos territoriales al noreste de Bajmut y continúan luchando al este y al sur de esta localidad”, informó en su último informe diario el estadounidense Instituto para los Estudios de la Guerra (ISW).

El centro analítico precisó que las tropas rusas aparentemente se han hecho con el control de la aldea de Brestovoe, en el camino a Soledar, a unos 15 kilómetros de Bajmut, y lanzarán desde ahí las operaciones de asalto.

Ucrania vuelve a atacar un puente en Jersón

El ISW agrega que los rusos continúan defendiendo las posiciones ocupadas en el sur de Ucrania y protagonizan asaltos al noroeste de la región de Jersón, limítrofe con la anexionada península de Crimea.

Las fuerzas ucranianas informaron, a su vez, que habían destruido parcialmente un puente en Jersón, considerado clave para los suministros rusos a la ciudad sureña, la única capital de provincia bajo control ruso.

El puente Antoniv sobre el río Dnipró se sitúa al este de Jersón y es una de las infraestructuras más importantes de la zona que han sido atacadas durante los últimos días, junto al puente Daryiv y la vía que discurre por la presa Kakhóvskaya, según fuentes ucranianas.

Los que atacaron el puente han hecho que la vida sea un poco más difícil para la población”, aseguró Kiril Stremoúsov, un representante de las autoridades locales implantadas por Moscú, a los medios rusos.

Según él, este hecho “no tendrá ninguna influencia sobre el resultado de los combates”.

La semana pasada Kiev ya atacó los tres puentes controlados por Rusia que conducen a Jersón, incluido Antoniv, en el marco de una contraofensiva para recuperar los territorios perdidos.

Kiev espera poder liberar “completamente” de los rusos la región de Jersón para septiembre.

Las fuerzas ucranianas afirman haber recuperado 44 de las más de 600 localidades de la región de Jersón.

Avances tácticos rusos en el Donbás

Mientras, la inteligencia británica destaca “avances tácticos” de la compañía militar privada rusa Wagner en el Donbás en torno a la central eléctrica de Vuhlehirska y el pueblo vecino de Novoluhanske.

“Es probable que algunas fuerzas ucranianas se hayan retirado del área”, destacan los militares británicos en su parte diario.

Según las milicias prorrusas de Lugansk, todo el territorio de la instalación termoeléctrica, una de las mayores de Europa, pasó a control ruso el 26 de julio.

Los combates por la central de Vuhlehirska, situada en la localidad de Svetlodarsk, a orillas del embalse de Uglegorsk, estallaron en junio.

Rusia, a la caza de los HIMARS

Los misiles HIMARS suministrados a Ucrania por Estados Unidos se convirtieron en el último mes en uno de los principales dolores de cabeza para el mando militar ruso al infligir daños en posiciones que antes eran inalcanzables para la artillería ucraniana.

Algunas fuentes en Kiev llegaron incluso a afirmar que la ayuda de Washington ya estaba cambiando el curso de la contienda a favor de Ucrania.

En medio de la guerra declarada al armamento occidental, el Ministerio de Defensa de Rusia informó de la destrucción de un arsenal ucraniano en la localidad de Liubimivka en la región de Dnipropetrovsk, con más de 100 cohetes Himars, de fabricación estadounidense.

Según el portavoz de la entidad castrense, Ígor Konashénkov, el ataque, que costó la vida a cerca de 120 efectivos, entre ellos mercenarios y especialistas militares extranjeros, tuvo lugar el 24 de julio.

El representante de Defensa de Rusia indicó que la Fuerza Aérea atacó además durante la última jornada una antigua fábrica y una empresa de transporte automotriz en la ciudad de Mykolaiv, en las que se hallaban militares de dos brigadas ucranianas, y ha ocasionado más de 200 bajas en las tropas ucranianas.

Con información de EFE

La entrada Rusia trata de frustrar contraofensiva en Jersón mientras lucha en Donetsk aparece primero en López-Dóriga Digital.